Banner doctorado 2020 banner home

Destacados del programa

Noticias

Estudiantes

Los estudiantes del Doctorado son personas que aspiran a cursar el programa para obtener el título de Doctor en Educación de la Universidad Santo Tomás. Estas personas poseen unas condiciones y cualidades que difieren de las características de los estudiantes de cualquier otro programa de pregrado o de posgrado, incluso de maestría, en el sentido que, por lo general, vienen a la Universidad con un bagaje de conocimientos y de experiencias adquiridas a lo largo de su vida y en los trabajos y actividades en los cuales se han desempeñado. Es frecuente hallar estudiantes en este nivel de formación que han desempeñado altos cargos en instituciones públicas o privadas, como cargos en el gobierno, gerentes de empresas, rectores de universidades, decanos, profesores de universidades prestigiosas, religiosos con una alta experiencia y nivel intelectual; muchos de ellos ingresan al programa como autores de libros que han publicado, con artículos en revistas especializadas e investigaciones en diversos campos del conocimiento. Puesto que el Doctorado es abierto, también ingresan de diferentes profesiones: docentes, médicos, abogados, ingenieros, administradores de empresas, economistas, contadores, etc.

Todas estas características cambian las relaciones del estudiante de doctorado con la institución educativa y con el docente del programa. De ahí que la relación pedagógica y de formación debe seguir otros procedimientos que, por lo general, no se acomodan a los procedimientos normales trazados por la Universidad para los pregrados y los posgrados de especialización y maestría.

Las relaciones con los estudiantes de doctorado son más abiertas, más flexibles, menos escolarizadas; al mismo tiempo más dinámicas en cuanto al desarrollo curricular y al plan de estudios, teniendo en cuenta que la esencia del programa de doctorado es la investigación; por lo tanto, la relación del docente del Doctorado y del tutor o Director de tesis con el doctorando, no es una relación normal de maestro a alumno, sino más que todo, una relación de diálogo de saberes y de debate y discusión académica de problemas.

En este sentido, el programa del Doctorado en Educación de la USTA, ha seguido unos procesos de selección, retención y graduación que, en lo general, se ciñen a las normas y a las políticas trazadas por la Universidad para todos los programas, pero que en algunos eventos particulares, se destacan de esas generalidades.

El procedimiento de convocatoria y selección se realiza por cohorte anualmente. En primer lugar se abren las convocatorias a través de la página Web de la VUAD y se establece un período de tiempo para recibir las inscripciones; cerrado el período de inscripción, el Comité del Doctorado, recibe los documentos y realiza las entrevistas a todos los que se inscribieron, llenando los requisitos mínimos que se determinan también en la misma página de la convocatoria. En segundo lugar, de todos los inscritos, el Comité del Doctorado selecciona los que llenan los más altos estándares académicos e investigativos, teniendo en cuenta los títulos académicos y la afinidad con la educación y la pedagogía; la experiencia, tanto profesional, como docente e investigativa, y las publicaciones que haya realizado, entre otros requisitos. El programa selecciona un número máximo de 20 estudiantes por cohorte. A los que no son seleccionados se les comunica por escrito las razones y si alguno de ellos, que bien podía quedar entre los elegidos, no alcanzó en razón al límite máximo que se pueden recibir por cohorte, se le comunica que en la siguiente cohorte puede presentarse de nuevo.

Una vez aceptados en el programa de Doctorado, se procede a llenar el contrato de matrícula, con el cual, adquiere el carácter de estudiante regular, según los reglamentos de la Universidad, con todos los derechos y obligaciones, los que se les dan a conocer en el primer encuentro de inducción que se tiene con ellos antes de iniciar la actividad académica e investigativa.

Como ya se explicó en otros apartados de este mismo documento, el programa de Doctorado tiene una duración entre tres (3) a cinco (5) años, de los cuales, en las tres primeras etapas del primer período, (que para efectos administrativos equivalen aproximadamente a tres semestres), el doctorado recibe una formación de apoyo académico y de profundización para el trabajo de su tesis doctoral. Desde el mismo momento que inicia este proceso el programa le asigna su Director de tesis con el cual empieza a trabajar y quien lo acompañará hasta la terminación en la defensa pública.

Terminada la etapa académica, el doctorando se presenta para la candidatura con la socialización de su propuesta de tesis, en la que demuestra la madurez intelectual e investigativa, para continuar su proceso de investigación con la asesoría de su Director.

Se aclara que el Doctorado en educación de la Universidad Santo Tomás no acepta avances e investigaciones de su tesis si no está matriculado como estudiante regular, según el Reglamento de Posgrados y Particular del Doctorado, y solamente con la asesoría del Director asignado por el programa.

Este segundo período de investigación puede durar hasta los cinco (5) años que se cuentan desde el momento de su ingreso al programa. Sin embargo, se prevé la posibilidad de conceder un año más, después de los cinco anteriores, cuando se presenten por el candidato situaciones excepcionales o de fuerza mayor, a juicio del Comité de Posgrados de la Facultad y del Comité del programa del Doctorado. En este caso, el candidato debe someterse a las nuevas condiciones y variaciones que se hayan presentado en el programa.

Una vez terminada la tesis, y con la aprobación y el visto bueno del Director de tesis, el candidato se presenta para su sustentación y defensa en público, y para recibir el título de Doctor en educación, según ya se explicó en otro momento de este documento y según el protocolo establecido por el programa de Doctorado. (Ver anexo).

La evaluación del estudiante del Doctorado se realiza durante todo el proceso de formación. Cada seminario tiene su propia nota evaluativa por el docente que lo orienta que oscila entre 3.5, como la mínima nota de aprobación, hasta 5.0 como la máxima nota. Las dos notas del mismo seminario (el seminario tiene dos miradas epistémicas) se computan como una sola. Asimismo, la tesis va teniendo, cada semestre, una nota de evaluación como avance de tesis que la realiza su respectivo Director. Al final y para graduarse, el candidato debe tener como mínimo un promedio ponderado de 4.0, sobre 5.0.

Las tesis se evalúan conforme quedó establecido en el apartado 5.9, como No aprobada, Aprobada, Meritoria o Laureada.